El gobierno de la India acaba de decidir privar del derecho al voto a 4 millones de personas que viven en el estado de Assam. Lo que les sobrevendrá no está claro. Nuestrxs amigxs de Abahlali baseMjondolo – el movimiento de habitantes de barracas en Sudáfrica – denunciaron varios incidentes de ataques contra sus líderes y amenazas de ejecuciones. Estos continúan activos. La violencia es parte integral de la forma como la propiedad es defendida de los pueblos. Para leer más, pulse aquí.

LEA MÁS

No se puede considerar a Trump y sus políticas aisladamente de la crisis. Trump prometió «hacer que Estados Unidos vuelva a ser grande». Quiere resolver la crisis en Estados Unidos, causada por el neoliberalismo, sin violar su característica principal, que es la libre movilidad financiera global. En el Instituto Tricontinental de Investigación Social, nos hemos preguntado sobre la naturaleza esencial de estas «guerras comerciales» que se han desatado entre aliados clave. Nos dirigimos a Prabhat Patnaik, profesor emérito de la Universidad Jawaharlal Nehru (JNU) en Nueva Delhi, India, para solicitar su contribución. Para leer el dossier, pulse aquí.

Las mujeres que fabrican bidis (cigarros delgados envueltos en hojas) en Solapur, una ciudad en el estado de Maharashtra, en India, solían vivir en barrios marginales, en pequeñas chabolas alquiladas. La Central de Sindicatos de la India (CITU) las organizó y lideró una prolongada lucha para construir casas para ellas y sus familias. El resultado: el gobierno se vio obligado a asignar fondos para el efecto y se construyeron 15.000 casas para las trabajadoras. Actualmente se están construyendo otras 30.000 más para trabajadores del sector informal de diversas industrias. Los movimientos populares, con su lucha unitaria y sostenida, están creando una ciudad propia para las y los trabajadores de Solapur.

En las ruinas del presente traza los desafíos planteados por la globalización y lo que esos desafíos producen para nuestra sociedad. El primer intento por abordar los problemas de la globalización fue el neoliberalismo. Falló. Luego vino el populismo de derecha, que se expresa en términos estrechos y de odio. También va a fallar. La izquierda está debilitada, descompuesta por la globalización. La necesidad del momento es que la izquierda se recomponga, que se transforme en una fuerza vital para la humanidad frágil.

MORE


No se puede considerar a Trump y sus políticas aisladamente de la crisis. Trump prometió «hacer que Estados Unidos vuelva a ser grande». Quiere resolver la crisis en Estados Unidos, causada por el neoliberalismo, sin violar su característica principal, que es la libre movilidad financiera global. En el Instituto Tricontinental de Investigación Social, nos hemos preguntado sobre la naturaleza esencial de estas «guerras comerciales» que se han desatado entre aliados clave. Nos dirigimos a Prabhat Patnaik, profesor emérito de la Universidad Jawaharlal Nehru (JNU) en Nueva Delhi, India, para solicitar su contribución. Para leer el dossier, pulse aquí.

DOWNLOAD/READ PDF:   180803_Dossier 7_ES_Final_Web


El gobierno de la India acaba de decidir privar del derecho al voto a 4 millones de personas que viven en el estado de Assam. Lo que les sobrevendrá no está claro. Nuestrxs amigxs de Abahlali baseMjondolo – el movimiento de habitantes de barracas en Sudáfrica – denunciaron varios incidentes de ataques contra sus líderes y amenazas de ejecuciones. Estos continúan activos. La violencia es parte integral de la forma como la propiedad es defendida de los pueblos. Para leer más, pulse aquí.


En Ecuador, los grupos de lobby corporativo presionan para que la leche de fórmula reemplace a la leche materna, a pesar de sus devastadoras consecuencias para la salud. En áreas con poco acceso a agua potable, un bebé alimentado con fórmula tiene entre 6 y 25 veces más probabilidades de morir de diarrea y cuatro veces más probabilidades de morir de neumonía que un niño amamantado. Sin embargo, Estados Unidos ha respaldado esta agenda corporativa, incluso amenazando  con sanciones contra Ecuador cuando intentó resistirla, protegiendo el interés de las compañías de agua como Nestlé y de las compañías de fórmula infantil por sobre la supervivencia de los bebés. La agenda corporativa que pone las ganancias antes que las personas, con la violencia como mercancía, continúa en todo el mundo. Se encuentra con la resistencia de personas que se atreven a imaginar un futuro mejor que coloca el bienestar de las personas por sobre las ganancias de los capitalistas, desde Argentina hasta Pakistán y la India. Para leer más, haga clic aquí.


Esta semana, The People’s Dispatch (antes conocido como The Dawn News) ha sido relanzado. Se trata de un proyecto importante que será a la vez un cable de noticias y un espacio para el análisis más exhaustivo de las noticias desde la perspectiva de los movimientos populares. En una era dominada por las corporaciones de medios que reproducen en su totalidad la ideología de los poderosos, proyectos como este son críticos. En Irán, por ejemplo, la realidad se retrata de una forma que aplana sus complejidades. Cuanto más plana es la imagen de Irán, más fácil le resulta a los Estados Unidos vender la opinión de que un régimen de sanciones menores o un bombardeo pueden, de alguna manera, marcar el comienzo de la emancipación. Mientras tanto, en Brasil, Lula se ha convertido en objeto de una profunda división política (una que, para la izquierda, representa las esperanzas de la democracia). Para más información, lean nuestro boletín de noticias aquí.


El jueves, a las 4:00 pm, se realizó una marcha en Río con una gran pancarta: Quantos mais tem que morrer pra essa guerra acabar? (¿Cuántos más tienen que morir para que esta guerra termine?). Se refiere al asesinato de la política brasileña Marielle Franco. Pero bien podría haberse referido a la militante colombiana Ana María Cortés, al líder de lxs habitantes de barracas en Sudafrica, S’bu Zikode o a los cientos de militantxs de Bengala Occidental y Tripura que han sido atacadxs en los últimos años. Algunxs han sido asesinadxs, otrxs han sido amenazadxs. Son víctimas de una guerra contra la izquierda que es espantosa. Pero estos actos de violencia, a menudo impunes, no disuaden a las personas de sus protestas anti austeridad desde Haití hasta Túnez. Estas continuas protestas son un signo de esperanza, una señal de que la rendición no está en juego. Nuestro boletín informativo esta semana, el vigésimo del Instituto Tricontinental de Investigación Social, trata sobre asesinatos; muertes e intentos de asesinato, pero también sobre la imposibilidad de asesinar la esperanza. Pueden leerlo aquí.